Así me fue por cabezota...

Cuando era pequeño (solo hace unos pocos años) tenía sensación de poder, como esa sensación que tienes cuando todo te sale bien, cuando ves que eres imparable.

Jugaba a montar, comprar y vender empresas y también jugaba a invertir (yo mismo creaba mi propio dinero con trozos de papel que coloreaba en función del valor).

Desde entonces, mi destino parecía encaminado al mundo de los mercados financieros y de los negocios. 

 

Pero no. No fue así. 

 

Terminé la formación obligatoria y luego hice la opcional, esa que no sirve para nada. Solo para perder otros años de mi vida. 

Me inculcaron que debía trabajar ocho horas, fichar al entrar, fichar al salir, cumplir órdenes y callar. 

 

Pero a mis 26 años me revelé y di los 15 días. Me largué de la empresa donde curraba. 

Monté mi primera empresa.

 

Por aquel entonces también me volvió a picar el gusanillo de la inversión en Bolsa.

Realicé cursos «a distancia» a través de Bolsa de Madrid y a leer las cotizaciones en los periódicos. 

Muchos periódicos. 

 

Lógicamente mi empresa fue mal. Muy mal.

Y prometí que nunca jamás volvería a tener una empresa ni a hacer el tonto en el mundo de la Bolsa.  

 

Pero tampoco fue así. 

En 2007 fundé una empresa de diseño web, donde he realizado decenas de páginas para todo tipo de empresas, desde pequeñas pymes, hasta cadenas hoteleras, así como más de 15 proyectos propios.

Y un día quise unir mis dos pasiones. 

Esas dos pasiones que parecían tan lejanas una de la otra. 

 

Uní los negocios online como la inversión en Bolsa y Trading. 

 

Y monté mi blog de «Área de Trading», el cual que me ha ayudado a impartir seminarios y a escribir artículos de trading en portales internacionales como Rankia e Investing

Y a parti de ahí fundé la academia «Área de Trading»

Soy Maiko Martínez y llevo 16 años metido en el mundo de la Bolsa y del Trading. 

Lo he pasado mal. 

Muy mal. 

 

¿Por qué?

 

Porque quise de ir de listo y quise aprender por mi cuenta. Viendo vídeos y leyendo libros. 

No digo que no se pueda aprender de esta forma. 

 

Solo digo que mi experiencia me ha demostrado que, o pagas por mentores, o pagarás por tus errores.

Y lo segundo te sale más caro y es más doloroso.

Invertir al salir del trabajo

Son las 18:00 hrs.  Salgo de trabajar.

Después de 12 horas de trabajo, me voy a casa. 

 

Todavía me queda una hora de coche. 

Me pongo la radio para ir enterándome de lo que ha pasado en los mercados

 

Por fin llego. 

Una vez en casa solo pienso en sentarme en el sofá. 

Pero decido conectarme y tradear

 

 

¿Y qué me importa a mí esto, pensarás?

Verás. Sigo.

 

 

Me conecto a la plataforma y empiezo a analizar el gráfico. 

Intento comprar varias veces. De forma rápida. 

 

Tengo que ganar algo y preparar la cena. 

Abro dos operaciones. 

En las dos pierdo. 

 

Apago todo y me voy. 

Cabreado. Deprimido. 

Con sensación de impotencia. 

 

Y el día siguiente volví a intentarlo. 

Y el día siguiente fue igual. 

 

 

¿Por qué?

 

 

Pues porque nadie me enseñó que no se puede operar a la hora que a uno le dé la gana. 

Que no se puede invertir en el mercado que a uno le apetezca.

 

Que si estoy cansado, mi concentración no es la misma.

Por lo tanto, tendré que buscar formas de Trading para personas «ocupadas».

 

Sí. Las hay.

 

Pero pasaron muchas tardes como esta hasta que me di cuenta que necesitaba ayuda. 

Y la pedí. 

Y todo mejoró. 

 

Aquello me enseñó que no basta con saber dónde comprar y dónde vender. 

Hay muchos otros aspectos que debemos aprender y controlar. 

 

Y eso, en pocos vídeos y libros aparece. 

Algunos datos

+ 0
Alumnos Felices
+ 0
Operaciones anuales (media)
+ 0
Años de experiencia